Meditación por la Paz Mundial

paz

La Antigua y Mística Orden de la Rosa-Cruz, como heredera de la Tradición Primordial que desde la noche de los tiempos se ha ido transmitiendo de iniciado a iniciado, realiza una serie de meditaciones especiales a lo largo del año, que están relacionadas fundamentalmente con la posición del sol en el firmamento y otras influencias estelares. En este caso, aprovechando que el solsticio de verano acaba de producirse, la tradición rosacruz nos invita a realizar una Meditación por la Paz en el mundo, que se celebrará este próximo domingo en todas las Logias, Capítulos y Pronaoi de la AMORC alrededor del globo. Esta meditación, en la que pueden participar tanto miembros como familiares y amigos (o simplemente simpatizantes de la Orden) tiene la finalidad de contribuir a la purificación del aura de la Tierra y a elevar la conciencia colectiva de la humanidad. Si deseáis más información, podéis visitar nuestra página web o escribir directamente a la Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., donde amablemente os atenderán.

Gracias a nuestras enseñanzas, los Rosacruces conocemos bien el poder del pensamiento, la visualización y la buena voluntad. Entre los deseos que podemos e incluso debemos enviar con frecuencia hacia toda la humanidad, se encuentra naturalmente el de la Paz. Por ese motivo os sugiero que, además de en esta fecha, realicéis con la mayor regularidad posible la siguiente meditación. Más allá de su aparente simplicidad, esta meditación puede generar energías positivas y benéficas que ayuden a todos los seres humanos, sin distinción alguna, aunque os puedo asegurar que los primeros beneficiados serán aquellos que lo practiquen.

 

Para aquellos que os interesáis por el misticismo y la espiritualidad y que deseáis conocer la tradición rosacruz más profundamente (y me consta que cada día son más), esta puede ser una buena oportunidad para tomar contacto con la Orden y conocer a otros que, como vosotros, intentan conocerse mejor a sí mismos y comulgar con la esencia universal, la chispa divina que se encuentra en lo más profundo de nuestro ser, esperando a ser descubierta y liberada. Con estas palabras me despido de todos vosotros deseándoos que la Paz Profunda, es decir, la paz del cuerpo, del corazón y del alma, more en vosotros y alrededor vuestro ahora y siempre.

Sincera y fraternalmente,

Hugo Casas

Gran Maestro

Categoría: